Visitar las Minas de Sal de Wieliczka desde Cracovia es una posibilidad que debéis tener en cuenta si vais a viajar a Cracovia por tres o más días. Probablemente, junto a la excursión a Auschwitz, se trata de una de las mejores excursiones desde Cracovia, hasta el punto de que las Minas de Sal de Wieliczka han sido incluidas dentro de la lista del Patrimonio de la Humanidad.

Además, debéis saber dos cosas: la primera, es que la excursión a las Minas de Sal de Wieliczka desde Cracovia os va a ocupar únicamente medio día (de hecho, existen algunos tours que permiten visitar Wieliczka el mismo día que Auschwitz, que resultan ideales si solo disponéis de 3 o 4 días para conocer Cracovia y los alrededores). La segunda es que existe la posibilidad de Visitar las Minas de Sal de Wieliczka en un tour guiado en español (todas las visitas son guiadas, pero en español, solo unas pocas). Luego os comentamos cómo.

Cómo visitar las Minas de Sal de Wieliczka

Como os he comentado, visitar las Minas de Sal de Wieliczka desde Cracovia solo es posible mediante una visita guiada. Tened en cuanta que las visitas son limitadas, de manera que si queréis realizar la visita en verano, Semana Santa o puentes, mejor que contratéis vuestra opción con anticipación.

Tenéis dos posibilidades:

  • CONTRATAR UN TOUR GUIADO DESDE CRACOVIA, EN ESPAÑOL. Es la opción más fácil y la verdad es que no sale nada caro. Podéis mirar los precios aquí y contratar si así lo queréis. El tour incluye, el traslado desde Cracovia, las entradas y el servicio de guía en español. Además, también incluye un Pub Crawl (tour nocturno en Cracovia) visitando 4 clubs, que incluye un chupito en cada club.
  • Trasladarse por vuestra cuenta desde Cracovia hasta las minas de sal (están en un pueblecito a unos 20 km de Cracovia). Todas las visitas son guiadas. Si queréis hacerlo en español, comprad la entrada con anticipación aquí y os evitaréis las colas y que se acabe el cupo de visitantes diarios en español.

Visitar las Minas de Sal de Wieliczka desde Cracovia

Qué son las Minas de Sal de Wieliczka

Las Minas de Sal de Wieliczka son una de las más antiguas que han llegado a nuestros días, pues llevan siendo objeto de extracción de sal desde el siglo XIII. Con una profundidad que alcanza los 327 metros y con más de 300 kilómetros lineales de galerías, llevan abiertas al público desde hace bastantes décadas, de manera que visitar las Minas de Sal de Wieliczka desde Cracovia se ha convertido en algo habitual para todos aquellos que visitan la antigua capital del país.

Además, lo que convierte la visita a las Minas de Sal de Wieliczka en excepcional es que, más allá de los habituales pasadizos y galerías, el espacio está ocupado por un buen número de grandes cámaras, algunas de las cuales superan las varias decenas de altura y una superficie de más de 300 metros cuadrados. Además, los mismos mineros se encargaron de crear una extraordinaria iconografía en forma de esculturas de sal, que encontramos repartidas a lo largo y ancho de las Minas de Sal de Wieliczka.

Minas de Sal de Wieliczka

La visita a las Minas de Sal de Wieliczka.

Sea cual sea vuestra opción, vais a visitar las Minas de Sal de Wielickza en un grupo, de manera que cuando sea vuestra hora empezará la visita conjunta, en grupos de unos 20-30 visitantes y con un guía en el idioma que habéis escogido.

Es hora de bajar niveles. Hasta 400 escalones se bajan, uno a uno y casi en fila india para bajar por el que es conocido como Pozo Danilowicza. Sin embargo, quien tenga problemas para bajarlo puede pedir hacerlo en un montacarga.

Durante el recorrido se pasa por angostos pasadizos que han sido ampliados. Se tendrá la oportunidad de entender cómo trabajaban los mineros, así como observar los utensilios que eran usados para excavar las minas y para sacar la sal.

Sin embargo, lo más curioso son las decenas de tallas realizadas por los propios mineros. Desde luego, no solo era trabajadores si no auténticos artistas.

Algunas de las salas disponen incluso de un pequeño lago (la sala Baracz con su lago salado) y tienen una altura superior a 40 metros. Sin embargo, la más curiosa de todas las salas que vais a conocer al visitar las Minas de Sal de Wieliczka es la que tiene forma de iglesia y que es conocida como capilla de Santa Kinga. La verdad es que es una maravilla, con tallas y bajorelieves esculpidos en sal y decorando las paredes de esta capilla. Entre los trabajos más bonitos encontramos el de una Santa Cena que imita la de Leonardo y la escultura de Juan Pablo II, el Papa polaco. En esta capilla subterránea, incluso se celebran bodas!

Visitar las Minas de Sal de Wieliczka desde Cracovia

Al final de la ruta hay que regresar a la superficie. Esta vez se realiza mediante un ascensor.

La verdad es que visitar las Minas de Sal de Wielickza desde Cracovia resulta verdaderamente espectacular, de manera que nadie debería perderse esta excursión si se tiene la oportunidad de visitar Cracovia por más de dos día.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *