La Sinagoga Remuh, localizado en el barrio de Kazimierz, es la única sinagoga  de Cracovia que sigue en activo. Es decir, la última llama del culto judío en Cracovia.

Se trata de una pequeña sinagoga, de dimensiones mucho más moderadas que las de la Sinagoga Tempel o la Sinagoga Vieja, la más importante de Cracovia. Sin embargo, la Sinagoga Remuh tiene la particularidad de que es la única que mantiene viva la llama del judaísmo en este barrio judío de Cracovia, en Kazimierz, que es en la actualidad es uno de los más turísticos de Cracovia.

Este templo fue edificado en tiempos de Segismundo II. Fue el obsequio de Israel Isserles Auerbach, un rico comerciante judío, a su hijo Remuh, rabino de Cracovia. Estamos hablando de mediados del siglo XVI.

Sin embargo, aquel primer edificio de madera sucumbió al fuego. A los pocos años se levantó un segundo templo,ya en estilo renacentista y en ladrillo. Sin embargo, la Sinagoga Remuh que podemos ver en la actualidad ha sufrido un buen número de remodelaciones de manera que es difícil encontrarle el aire renacentista que un día tuvo.

La Sinagoga Remuh durante la Segunda Guerra Mundial y la Renovación posterior.

Todo el barrio de Kazimierz sufrió una terrible degradación durante la Segunda Guerra Mundial y la Sinagoga Remuh de Cracovia no se libró. Durante aquel periodo, la sinagoga se convirtió en un almacén de bolsas impregnadas para cadáveres.

Sin embargo, tras la contienda, la Sinagoga Remuh renació de sus cenizas y fue nuevamente dispuesta para el culto judaico, de manera que en la actualidad es la que desempeña las funciones de centro de oración de la comunidad judía de Cracovia.

La sinagoga Remuh no es más que un pequeño templo. Se entra a través de una portalada donde destacan las letras hebreas y un frontón en su parte superior. El interior es también sencillo y escasamente decorado, aunque en los últimos tiempos se ha recuperado parte de la decoración.

Para visitar el interior de la Sinagoga Remuh de Cracovia tendréis que pagar una pequeña entrada. Podréis observar la bimah, que es donde se lee la Torá, que queda enrejada por una bonita verja de hierro forjado. También destaca el hejal, el pequeño armario donde se guarda el libro sagrado de los judíos. En cualquier caso, se trata de un lugar ciertamente pequeño.

Uno de los alicientes de la Sinagoga Remuh lo encontramos en el patio de su parte posterior, donde se ubica un muy sencillo cementerio urbano judío, de lo más agradable. Se sabe de la existencia de más de 700 lápidas en este camposanto. Sin embargo, muchas de ellas fueron cubiertas de tierra tras ser redescubiertas durante el siglo XX y no se pueden ver. Como en muchos otros cementerios judíos veréis que los feligreses dejan piedras encima de las viejas lápidas. Este lugar es especialmente agradable en otoño, cuando las caducas hojas de los árboles se depositan a lo largo del patio.

Como escribí, la Sinagoga Remuh de Cracovia no es la más bonita del barrio de Kazimierz, pero sí que es la única que sigue abierta al culto, por lo que merece la visita.


Sinagoga Remuh. Datos prácticos.

Donde está: Szeroka, 39. En el barrio de Kazimierz.

Horario de apertura: de 09.00 a 16.00 (en verano, hasta 18.00). Cerrada sábados y fiestas judías.

Precio de la entrada: 10 PLN (reducida, 5)


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *